Sin mirarnos, sin vernos, sin voces, sin recuerdos, en este silencio vago, sin mirar atrás, sin tabúes, sin vetos, tal vez, si abrimos los ojos, o si nos miramos ciegos, si cogemos aire y hablamos con el alma, tal vez, podamos encontramos y, quizás entendernos. En este viaje todos somos especiales.

Distancia

Hay una cierta distancia entre nosotros, una barrera invisible, transparente, que nos mantiene al margen…no puedo tocarte, ni mirarte, me está prohibido el deseo, acercarme, pero te veo a lo lejos, te imagino sonriendo, bailando, disfrutando, viviendo…y en ese viaje al paraíso, me despierto en este lugar solitario y frío.

Turbulencias

Soy culpable y responsable de mis palabras, y consecuente respecto a ellas, pero  nadie me ha enseñado a amar con cautela,…y el amor desata todas las emociones…y a veces las convierte en huracanadas turbulencias…y es verdad, te amo sin medida, y aunque nuestro amor es por momentos una enorme tormenta, no dudo que pronto viviremos un luminoso cielo despejado. Somos almas perdidas, vivimos a espaldas de nuestros sentimientos, tu viajas por ese camino y yo viajo en sentido contrario, sin rumbo, sin destino, una vida de mentiras, de sueños forzados, de falsas esperanzas, porque vivir no es solo dejarse ir,  es implicarse, darlo todo, empujar,  explotar, gritar, disfrutar, sentir el paso del tiempo con hechos, porque vivir es amar sin medida, rodearse de turbulencias,  de tormentas y emocionarse con las cielos despejados.

Irresistible diferencia

No dejo de pensar en como comportarme contigo, me da miedo, no sé si debo acercarme, alejarme, hablar o mantenerme en silencio, no quiero invadir tu espacio, entiendo y respeto tu momento, pero tu presencia ha perturbado mi mundo, no se trata de un cuestión sexual ni de un mero instante de deseo, me atraes en todos los planos y desde todos los puntos de vista, y aunque estamos muy lejos de parecernos…me resulta irresistible tanta diferencia. No estoy de ninguna manera preparado para tener una relación, pero si supiese como hacerlo, si tuviese en mi poder la llave que abre esa puerta, me gustaría encontrarme contigo al cruzarla. No tengo necesidad de justificaciones por tu parte, ni explicaciones, sé todo lo que necesito saber, pero nada de eso cambia lo que siento, lo que pienso, no estoy acostumbrado a perder el control y tal vez lo haya perdido contigo…

Beso apasionado

El mejor beso empieza con una mirada, continúa por la mejilla…se desliza lento y suave, como una caricia, hasta que se rozan los labios, se sienten, se conocen entre escalofríos, despacio, entrelazados, sin tocarse o casi fundidos…hasta perder el aliento, mirando o con los ojos cerrados, piel con piel, descontrolados, cálidos y apasionados.